Hoy damos un repaso a la aplicación de videoconferencias de G Suite. Si nunca la has usado, descubrirás lo útil que es en estas semanas de teletrabajo forzoso.

GENERANDO NUESTRA SALA VIRTUAL

Existen varios métodos para dar de alta una sala de reuniones en Meet, por un lado podemos hacerlo accediendo a su página web o aplicación móvil (disponible en ANDROIDIOS) e iniciando una nueva reunión, tras pedirnos un nombre identificativo (importante si tenemos varias programadas) nos generará una URL que podremos compartir con el resto de asistentes.

La otra forma de generar esta reunión será mediante Google Calendar, creando un evento normal al que podemos invitar a los participantes con un horario ya definido y pulsando sobre la opción «Añadir conferencia», lo cual generará automáticamente la URL de conexión.

OPCIONES DE VISUALIZACIÓN

Una vez iniciamos la videoconferencia, Meet pone a nuestra disposición una serie de opciones de visualización independientes para cada usuario. En función del formato de reunión podremos poner el foco sobre la persona que está realizando la exposición, disponer la pantalla en formato mosaico con todas las cámaras de los asistentes o dejar todo ello en un segundo plano para centrarnos en una presentación. Los modos de visualización pueden ir cambiando durante la videoconferencia y es cada usuario el que elige como seguir la reunión.

En la versión móvil estas opciones se reducen y lo que podremos hacer es marcar como fija cualquiera de las cámaras o dejarlo en automático.

COMPARTE TU PANTALLA O UNA PRESENTACIÓN

Durante la reunión, siempre que estemos conectados desde un ordenador, cualquiera de los asistentes puede compartir con el resto su pantalla. Meet nos da dos opciones, podemos compartir la pantalla integra o solo una aplicación, de este modo podemos elegir qué compartir con el resto de asistentes, ya sea una ventana del navegador, una presentación de diapositivas o una carpeta del navegador.

Esta opción es muy útil para poner en común los puntos sobre los que trata la reunión, datos que debamos enseñar para comentar, o a la hora de dar una formación, poder mostrar paso a paso un proceso determinado.

REUNIONES CON CLIENTES O SOCIOS EXTERNOS A NUESTRA ORGANIZACIÓN

Este es otro uso frecuente de la aplicación, y cabe destacar que esta herramienta está disponible para todo el ecosistema de Google, por lo que las cuentas personales gmail.com también podrán tener acceso (aunque no crear salas de reuniones).

Si la videoconferencia es con un cliente o socio de otra empresa, y acceden ya sea desde una cuenta de gmail.com o desde otro dominio de G Suite diferente al nuestro, Meet nos mandará una propuesta de acceso como medida de seguridad para que nadie externo a la empresa pueda acceder a estas reuniones sin nuestro consentimiento. Una vez aceptemos, los usuarios tendrán las mismas funcionalidades que los usuarios de nuestro dominio G Suite.

 

¿Te gustaría probar Meet? Si aún no tienes G Suite en tu dominio, es un buen momento para solicitarnos una prueba gratuita del servicio:

 

 

¡Da el salto!