Desde hace varios años, Google ha ido recopilando millones de fichas de comercios de todo el mundo. Esto es una fuente de información fantástica para los usuarios, ya que cuando buscan una empresa tienen inmediatamente todos sus datos.

Pero a menudo, si está ficha de empresa es autogenerada, lo hace con datos más o menos fiables y es imprescindible tener el control sobre ellos por varios motivos:

Horario de apertura

Cerrar media hora antes de lo que pone en Google My Business y que un cliente se presente a última hora es nefasto, al igual que en un festivo regional o nacional si al buscar tu empresa indica que está cerrado, cuando en realidad no es así.

Tener el control de poder marcar el horario de apertura, así como los cambios puntuales te ayudaran a dar una imagen más seria.

Datos de contacto

En estos años he visto muchísimos problemas, desde páginas web obsoletas a cambios de ubicación del establecimiento, pasando por que en el teléfono de contacto figure un número personal o el FAX. Tener actualizados los datos de contacto de una ficha es imprescindible.

¿Tu empresa tiene varias localizaciones? Si esto es así Google podría tener tantas fichas independientes por cada una de ellas, en lugar de reunir todas bajo una sola gestión.

Y la madre del cordero… Poder contestar a los comentarios de los usuarios.

Google permite a los usuarios valorar a las empresas del 1 al 5, y además permite incluir comentarios sobre la valoración. Si no tienes el control sobre la ficha no podrás responder a estas valoraciones y eso es un problema. Si las valoraciones son positivas perderás la oportunidad de agradecer el comentario a tu cliente, y si la valoración es negativa no podrás solucionar el problema que lo ha generado y la posibilidad de hacer que el cliente cambie su valoración.

 

Tanto para dar de alta una de estas fichas desde cero, como para reclamar una ficha autogenerada por Google, en EMCO podemos ayudarte. ¿Hablamos?